Todo lo que hagas estará definido por tu actitud.

Puede sonar rebuscado he incluso absurdo pero piénsalo un poco.

¿Cómo rematas los trabajos en los que has puesto voluntad, ganas y una actitud positiva?

¿Cómo rematas los trabajos en los que has puesto desgana, indiferencia por el resultado y la negatividad como ornamento?

Cuando vas a hablar en público lo que antes recibe la audiencia es tu actitud. La energía que recorre tu cuerpo, tus ganas, tu voluntad de ayudas, la entrega, tu positividad…

Las otras cosas, que son todas aquellas que no están con esa actitud, déjalas en la calle, lejos de tus charlas, mejor, déjalas fuera de tu vida y la de tu entorno.

Tu actitud define tu vida y todo lo que hay en ella.

 


Si estás leyendo esto en tu correo, gracias.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) porque no recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.


Categories:

Comments are closed