Hace unos días, a través del email, me hacían esta pregunta, ¿cómo evito las muletillas?

Lo cierto es que son muy molestas porque ensucian el discurso o la conversación y la mayoría de las veces no sabemos que las tenemos.

Es una pena pero… todo el mundo las usa, tenemos dejes o incluso hacemos ruidos extraños.

Sí, hay de todo.

 

Hablando de…

Eeeeeh…

Digamos que…

¿Vale?

O sea…

Bueno…

               

Estás son algunas, no las más utilizadas pero seguro que las conoces. Incluso puede ser que alguna de las que tú tienes esté entre las anteriores.

El problema es que si son repetitivas no aportan nada. Sí, es cierto que son inconsciente pero es mejor evitarlas.

Ocurre lo mismo con los dejes, que sin ser malos, no son otra cosa que acentos o maneras de hablar regionales, sociales o culturales, que sin ser, como ya dije, malos, es mejor que los evites.

(mañana rematamos la respuesta, no te la pierdas)

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed