Continuamos dando respuesta a la pregunta, ¿cómo evito las muletillas?

Habíamos quedado hablando de los dejes regionales, sociales o culturales, que sin ser malos, es mejor que los evites, si puedes.

Es cierto que en ocasiones pueden ser graciosos o agradables pero entonces debes utilizarlos en tu beneficio. Los que generan mal estar o confusión, por supuesto, debes evitarlos.

Para saber cuales son, unos u otros, buenos o malos, debes conocerte, no te digo más.

Los sonidos extraños podría ser más un problema físico o de dicción. Hay personas que cada dos frases hacen un pequeño ruido como si estuvieran aspirando algo en su boca, un chasqueo con los labios o un pequeño carraspeo. Todos esos sonidos se generan de forma inconsciente.

Te parecerá algo exagerado lo que digo pero seguro que conoces a alguien, piénsalo bien. Eliminar eso es más complicado pero, al igual que todo lo anterior, debes conocerte para poder evitarlo.

Mi recomendación es que te grabes dando el discurso o en una conversación privada y luego lo escuches con atención. Seguro que vas a encontrar esas malditas muletillas o dejes que no sabías que tenías.

Ya has dado el primer paso, reconocerlas, ahora evítalas.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed