Todos somos raros ante los ojos de los demás, ya lo comentamos en otra entrada.

El canon de “normalidad” que consideras aceptable es distinto al de tu vecino, compañera de trabajo o el panadero.

Decir “grupo de personas raras” no es más que decir, distintas a ti.

Si quieres conectar con ellas tendrás que empatizar, buscar lo que les gusta, saber cómo piensan, si son más visuales, auditivas o kinestésicas… entre otras muchas cosas pero… lo más importante, ¿por qué están en tu charla?

Si averiguas todo eso, al fin y al cabo es tu responsabilidad, podrás preparar una charla para ese grupo de personas raras.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

No te olvides de visitar nuestra ACADEMIA.

Categories:

Comments are closed