Menudo lío, igual no te has enterado de nada.

Y si te digo, como ya te comenté en otras ocasiones, que es más importante el “como” que el “que”.

Ahora parece que la pregunta tiene sentido, ¿verdad?

Aún así, esto merece una explicación.

Por ejemplo, si eres concejal de algún pueblo tendrás que hablar en público en varias ocasiones, les tienes que decir, a las personas que puedan votarte, muchas cosas importantes para sus vidas, eso es el “que”.

Y ahí estás, encima de una tarima diciendo un montón de información (muchos “que”) para ganar su confianza.

Entonces te das cuenta que lo estás diciendo como si fueras la máquina de tabaco del bar del pueblo “su tabaco, gracias” (la verdad es que no sé si todavía hablan las máquinas expendedoras).

Así que intentas cambiar porque te has dado cuenta de que no conectas y… le pones otro tono, otro ritmo, otra emoción… Estás cambiando el “como”.

Resumiendo:

El “que” es lo que dices.

El “como” es, valga la redundancia, como lo dices.

Si no eres consciente de la diferencia no podrás conectar emocionalmente.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed