Esta entrada será breve porque la respuesta también lo es, además de que es muy comprensible y fácil de entender, vamos, que me estoy enrollando más de lo que me va a llevar darte la respuesta.

Hay que terminar siempre con una CTA

Al final se responde en una frase pero claro, lo que se dice claro no queda, me explico.

Una CTA es una llamada a la acción, viene del inglés, Call To Action.

Así queda mucho mejor.

Pues sí, es una llamada a la acción o un paso a la acción o una invitación a la acción o como queráis llamarlo pero algo tiene que hacer tu audiencia.

Puedes pensar que tú no quieres que tu audiencia haga nada, que tú vas a contarle tu charla, conferencia, mitin o lo que sea y que ya está, vas a regalarle…

Ahí está, venga, piensa… ¿Qué vas a regalarle?

Lo dejamos para mañana, en donde pondré varios ejemplos que demuestran que todo discurso lleva un objetivo implícito aunque tú no lo escribieras con esa intención.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed