Nuestro mayor enemigo lo llevamos dentro, en el fondo de nuestro ser.

Juzgamos nuestros actos con una crueldad exagerada, algo que no hacemos con los demás.

Nos exigimos demasiado y buscamos el perfeccionismo sabiendo que ahí sólo encontraremos frustración. ¿Te suena?

Cuando confiamos, somos conscientes de que la perfección no existe y que juzgarnos con crueldad no aporta nada bueno, todas las facetas de nuestra vida mejoran.

Al hablar en público debemos confiar en nosotros.

Somos artistas creando.

Puede gustar o no pero es tu arte.

Quizá lluevan las críticas pero eso querrá decir que estás cambiando algo, felicidades, pocas personas se atreven a romper lo viejo para avanzar hacia lo nuevo.

Hablar en público y conectar con tu audiencia es crear arte.

Por favor, confía en ti y haznos disfrutar.

Categories:

Comments are closed