Cuando oímos o leemos o lanzamos al aire un discurso, suele ocurrir que nos quedamos con la idea principal pero no con el objetivo que tenía en mente la persona que lo escribió.

¿De qué estás hablando? Te preguntarás.

La idea del discurso no es lo mismo que el objetivo del mismo.

Puedes tener como objetivo que tus alumnos y alumnas, en caso de que seas profesor o profesora en un instituto, entiendan lo que significa la diferencia entre moral y ética.

Y en cambio no hablas de eso, cuentas una historia sobre una familia y sus problemas para sobrevivir en la África del siglo XX.

No desperdicies la oportunidad de crear un discurso donde el objetivo no esté presente, conectarás mucho más con la persona que lo perciba.

Fíjate en la diferencia de estás dos frases.

Si me compras este coche podrás ir todo los fines de semana al campo.

Muchas familias viajan con seguridad y disfrutan del fin de semana en el campo.

Bueno, que me han quedado algo ñoñas pero lo importante es que veas la diferencia entre objetivo e idea principal, en caso de que no me haya explicado bien…

Ya lo sabes, cualquier duda, consulta, sugerencia, recomendación o lo que consideres… en los comentarios o en info@quierohablarenpublico.com

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed