Lo cierto es que no sé si la presencia escénica se puede cuantificar o medir de alguna manera.

De lo que estoy seguro es de que hay personas que la tienen y marcan la diferencia.

Lo bueno es que no tiene nada que ver con cómo eres físicamente, va más allá del concepto de imagen.

Y sí, existen personas que suben a un escenario y sin decir una sola palabra captan toda la atención del público. Si eres una de esas personas, felicidades, tienes una ventaja enorme con respecto a los demás. De todas formas no te vengas abajo, se puede y se debe trabajar.

Si no eres consciente de tu presencia escénica estás perdiendo una gran oportunidad para impactar.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.


Categories:

Comments are closed