Saben aquel que diu…

Así empezaba Eugenio sus chistes, saben aquel que dice…

Sin haber contado nada del chiste ya te tenía, no sabías si lo conocías o no pero estabas deseando oírlo.

Es lo mismo que cuando oyes la frase mágica, había una vez…

Nos encantan los cuentos, seguro que en tu infancia los disfrutabas como nunca más lo has vuelto a hacer y ahora, de mayor, te enganchan como droga dura (al igual que a mí).

Todo el mundo los disfruta. Sólo tienes que ver el éxito de Netflix, Amazon Prime, HBO y demás plataformas de contar historias.

Disfrutamos de una buena historia porque nos gusta imaginar que somos quienes las vivimos.

Empatizamos con los personajes y nos ponemos en su situación, hacemos nuestras sus dudas y les ayudamos, mentalmente y desde la comodidad de nuestra casa, a tomar decisiones.

Si quieres que tu audiencia haga lo mismo debes contar una buena historia.

Podrías pensar: ¿No sé qué contar? Mi vida es muy simple.

No tienes porque contar una anécdota personal, aunque esas son las que más conectan, existen miles de anécdotas de otras personas (insisto en que lo mejor es que sea tuya) que puedes adaptar a tu conferencia.

Lo importante es cómo la cuentas para que enganche, sea emocionante y esté acorde a tu tema.

Así que aprende a contar historias y habrás subido un peldaño más para convertirte en alguien que todo el mundo quiere escuchar.

 


Si estás leyendo esto en tu correo, gracias, me haces muy feliz.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) porque no recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.


Categories:

Comments are closed