¿Hacemos lo que hacemos y decimos lo que decimos porque creemos que debemos hacerlo y decirlo?

Entonces, por qué necesitas defender lo que haces y lo que dices.

Si tu conferencia no se defiende sola, que pongas una diapositiva más o menos, no la salvará.

Todo lo que dices cuando hablas en público debe estar justificado, apoyado, acreditado y tener la suficiente solvencia, independientemente de que pueda ser o no tú opinión particular, para que no tengas que justificarte.

Cuando intentas defender tu charla de alguna manera pierdes credibilidad.

Categories:

Comments are closed