Algo imprescindible para impactar a tu audiencia: Una diapositiva, una idea.

No intentes rizar el rizo y poner más de una porque puede llevar a confusión.

Ejemplo de diapositiva.

En la creación de las diapositivas debes tener al minimalismo por bandera. Menos es más.

Tampoco desprecies a los que se sientan al fondo. Esos también quieren leer. Así que utiliza un tamaño adecuado para que todo el mundo lo pueda ver sin dificultad.

No hagas listas de más de tres o cuatro elementos. Demasiados puede hacer que se aburran y siempre que puedas disimula esa lista con fotografías.

Me refiero a que no pongas la lista sobre un fondo blanco sin imágenes de ningún tipo a su alrededor.

Ejemplo de diapositiva.

En cuanto al tipo de letra demuestra que eres profesional. No utilices nunca Comic Sans MS o Chalkduster u otros similares. Elige algo elegante y moderno, tampoco hay que irse a lo clásico, como por ejemplo Helvetica, Franklin o Verdana. Lo cierto es que es cuestión de gustos pero, lo dicho antes, demuestra lo que eres.

Hagas la diapositiva que hagas, no uses las plantillas que vienen por defecto en el PowerPoint o en el Keynote. Usa tu creatividad. Las plantillas estándar matan tu esencia.

Por supuesto, tampoco utilices las imágenes prediseñadas que vienen en esos programas. Puedes y debes regalarnos tu arte.

Creo que con estos consejos puedes crear una diapositiva impactante para tus charlas, presenciales u online.

Categories:

Comments are closed