Muchas veces, a mí me ha pasado, en una conferencia te aburres como una ostra y sales de allí pensando que la persona que la impartía era muy mala.

Con la experiencia te vas dando cuenta de que en realidad no hay buenas y malas personas que hablan en público, como no hay blancos y negros absolutos, sino que empiezas a percibir el mundo en el que vivimos como un espacio lleno de colores donde lo que más hay son grises.

Todo el mundo tiene algo bueno cuando se sube a un escenario a dar una charla, en principio, el hecho de subirse allí es de una valentía digna de mención.

Quizá no te diviertas en la charla pero seguro que si comienzas a fijarte en las cosas buenas que están ocurriendo las encontrarás.

El problema es que preferimos fijarnos en lo malo, en lo oscuro, cuando hay un montón de cosas que te apetecerá contar cuando salgas, sólo es cuestión que te centres en los blancos.

Cuando tengas práctica con los blancos y los negros, empezarás a ver los grises y entonces, podrás apreciar y valorar como se merecen, a todas las personas que se suben a un escenario.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed