En silencio también se transmite.

Nos enfocamos en el discurso, en lo que vamos a decir y en como lo vamos a hacer, que está muy bien, pero muchas veces olvidamos la comunicación no verbal.

El vestuario, la forma de caminar, de moverse, las miradas… dicen mucho de nosotros.

No necesitas hablar para transmitir.  

Categories:

Comments are closed