¿Alguna vez has sentido una satisfacción increíble a causa de lo bien que te ha quedado una diapositiva?

Es sensación del trabajo bien hecho, de que has hecho la elección perfecta de la imagen, que has escrito, con el tipo de letra que mejor le queda, esa frase espectacular, que has manteniendo las proporciones y el equilibrio de la composición…

Y al final, la conferencia salió fatal.

Si te preguntas qué ha pasado es que no sabes que tu conferencia debe mantenerse sola.

Las conferencias, charlas o talleres deben mantenerse en pie por sí mismos.

Ninguna diapositiva, por muy perfecta que sea, salvará tu conferencia.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.


Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.