Para empezar vamos a lo fácil, busca una imagen impactante y listo.

Esa podría ser la solución más cómoda pero no puedes llenar toda tu conferencia de imágenes, por muy impactantes que sean.

Me refiero a que en algún momento tendrás que insertar alguna frase, gráfico, dibujo, etc. y es ahí, en esas diapositivas, donde solemos meter la pata.

Si vas a poner texto, recuerda, menos es más.

Si tienes que hacer una lista, corta, recuerda, 3 es mejor que 10.

Si no tiene imagen, dale color, evita poner negro sobre blanco.

Y sobre todo, usa la imaginación y regálanos tu arte.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.


Categories:

Comments are closed