¿Eres de las personas que baja la mirada ante ojos ajenos?

¿Tienes miedo de las miradas que se clavan en ti?

Al igual que tú, ves y analizas a los demás, los demás hacen lo mismo contigo.

Verte, observarte, analizarte… También oyen lo que dices para analizar esa parte y, en algún caso, juzgarte, para bien o para mal.

Eso es lo que hay, no podemos decir que eso no ocurre porque sí ocurre.

Así qué, no mires de reojo a nadie.

Clava tu mirada en sus ojos y con honestidad di lo que tengas que decir, todo lo demás no depende de ti.

Cuando hablas con alguien y le miras a los ojos estás abriendo una puerta al entendimiento, a la empatía y a la honestidad.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

No te olvides de visitar nuestra ACADEMIA.

Categories:

Comments are closed