Ayer nos habíamos quedado hablando de…

Así que, perdona que me repita, si van 5 o 500 personas no es lo principal, lo importante es el trabajo interior y exterior de preparación, si al final vienen 500, perfecto, no se desprecia y ojalá ocurra la próxima vez pero, si no haces tu trabajo, no te responsabilizas de lo tuyo, no evolucionarás.

Y una de esas responsabilidad es si me aprendo el discurso o llevo un folio escrito con el texto completo, unas simples notas o un mapa mental.

Lo hablamos el viernes pasado al finalizar las charlas, cuando todo el mundo estaba ya más relajado, comenté que era bueno no llevar folios a una charla de 15 minutos, quizá, por llevar algo, unas cartulinas pequeñas.

Alegaban que los folios les daba seguridad, por si se despistaban, que lo gracioso era que con los nervios no los habían podido leer, que eran importantes porque así no se dejaban nada atrás…

Me parece muy bien que los lleves si los necesitas, lo importante es analizar ¿por qué los necesitas? Son 15 minutos no una hora u hora y media.

Si es tu primera vez, lo puedo entender, no tienes asesoramiento ni ayuda de alguien con más experiencia, no sabes por dónde empezar, los nervios te están martirizando y buscas una solución rápida que te de esa seguridad que tanto necesitas.

Ojo, que esa seguridad tiene un precio. Al final pierdes conexión con la audiencia al bajar la mirada al leer, tu voz no llega con la misma potencia porque la estás lanzando al papel y leer el texto puede generar un discurso anodino, mecánico y aburrido.

Lo que hay que hacer es buscar solucionar esos problemas antes de ponerte a preparar un discurso, seguro que alguien con más experiencia te puede aconsejar o incluso colaborar de alguna manera y gratis, hay muchas personas que estarán encantadas de ayudarte sin cobrar un solo euro, ¿qué más pueds hacer por tu cuenta? Estudia cómo redactar un discurso, busca la manera de relajar esos nervios, quizá meditando… encuentra la manera de solucionar esos problemas anteriores a tu gran día para que ese gran día sea lo que debe ser, un gran día.

Te puedo asegurar que hay un montón de cosas que puedes hacer ANTES de escribir 3 folios y leerlos en tu charla.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed