Ojalá no existieran pero las armas de destrucción masiva se ha modernizado mucho, la tecnología las ha hecho más letales y sobre todo más eficaces a la hora de alcanzar un objetivo.

Todos tenemos un objetivo, una diana en la que acertar, a la hora de hablarle a nuestra audiencia.

Tu mensaje debe ser como un misil pero si quieres tener la mayor efectividad posible, debes conocer las coordenadas de tu objetivo.

Conocer a tu audiencia, saber en dónde caerá tu proyectil, te dará ventaja.

La audiencia varia según el lugar o el fin; para un maestro es el alumnado presente, para una ejecutiva pueden ser las personas que forman el consejo de dirección, para una vendedora los clientes y clientas que asisten a la presentación de su producto…

Todas las audiencias son distintas y cada una tiene su objetivo; algunas personas van por pasar el rato, por lo que no querrán aburrirse, otras aprender, otras que todo lo que digas les ayude a cambiar su vida…

Conoce el objetivo de tu audiencia y tendrás ganado el cincuenta por ciento de la batalla.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed