Existen tres tipos de personas.

Bueno, como dicen, los humanos somos poliédricos, así que, aunque es muy atrevido aseverar que sólo hay tres tipos, voy a hablarte de ellos y a ver qué opinas.

 

Visuales: Personas a las que le encantan las imágenes. Piensan, describen, recuerdan… de forma visual. Recuerdan las calles por donde han pasado porque tienen una foto en su cabeza.

Auditivas: Personas a las que le encanta oír. También hablar porque así se oyen a sí mismas, no por egocentrismo sino por oír. Son los que te cuentan una historia y no son capaces de encontrar el final.

Kinestésicas: Las que te tocan al hablar. Necesitan estar en contacto con algo para sentir que están. Son las personas que van paseando contigo y te agarran del brazo, te paran, y siguen hablando sin ser conscientes de que estáis parados en medio del camino.

 

Lo cierto es que no todos somos al cien por cien de un tipo. Podemos ser visuales al 60%, auditivos al 30% y kinestésicos al 10%.

Ahora que ya sabes esto, la próxima vez que diseñes tu discurso piensa en toda tu audiencia y adáptalo para que nadie se sienta excluido.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.


Categories:

Comments are closed