Dicen por ahí, siempre me gustó esta expresión porque “por ahí” no se define nunca y se convierte en el gato de Schrödinger, puede ser y es al mismo tiempo, a un metro como a mil kilómetros, comentarios raros a parte, dicen, que una buena pregunta siempre es más importante que la respuesta.

Plantearnos preguntas nos hace evolucionar, nos invita a crecer como personas y profesionales.

Al hablar en público puedes plantearte preguntas del estilo:

¿Por qué siento que tengo que aprender a hablar en público?

¿Por qué lo necesito?

¿Qué gano profesionalmente?

¿Qué gano en mi vida privada?

Sólo son unas pocas, puedes plantearte todas las que quieras y por favor, deja alguna en los comentarios para ayudar a todas las personas que tienen las mismas inquietudes.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed