Con tu permiso, te haré unas preguntas:

• ¿Trabajas en una empresa donde dedicas tu tiempo a hablar con grupos reducidos de personas?
• ¿Impartes formación sobre temáticas muy concretas de tu trabajo?
• ¿Eres responsable de un grupo, grande o pequeño, de personas?
• ¿Tratas directamente con unos pocos proveedores o clientes de tu empresa?
• ¿Asistes a reuniones de trabajo?


Si has contestado sí a alguna de estas preguntas necesitas ser una persona con gran capacidad de comunicar.

Nos guste o no, toda comunicación trata sobre cómo nos relacionamos y llegamos a entendernos.

Hablar en público con confianza, tanto si es numeroso como no, es fantástico pero la mayoría de las personas no hablan a grandes audiencias.

Si contaras el número de veces que interactúas con grupos reducidos de personas en un día o durante tu jornada laboral te sorprenderías.

Las empresas necesitan personas comunicativas, asertivas y decididas. Si te falta alguna de estas características estarás en desventaja a la hora de encontrar trabajo.

Al mismo tiempo, si tienes una empresa y las personas que trabajan contigo carecen de alguna de ellas tienes un problema. Quizá no para echar el cierre pero es posible que estés dejando de aumentar tus posibilidades de crecimiento.

Ponte en contacto conmigo, sin ningún compromiso, para resolver las dudas que tengas.

Todo gran orador fue un mal orador en sus inicios.

                                                 Ralph Waldo Emerson

Categories:

Comments are closed