En la vida, en un segundo, ocurren miles de cosas.

Te puedes caer de una silla, hundirse el barco en el que vas, ganar la lotería y olvidarte de que compraste un boleto de lotería.

Sí, todo en el mismo segundo.

Así que lo mejor es no inquietarse mucho y tratar de tomar decisiones en función a lo que puedes o no contralar, todo lo demás sobra, no está bajo “tu poder”.

Al dar una conferencia, taller, coloquio… ocurre lo mismo.

Hay un montón de cosas que puedes controlar; como si usas micro, donde se sienta la gente, si llevas un proyector…

Y luego está lo que no puedes controlar; el tiempo atmosférico, si un ponente no aparece, si alguien no deja de toser…

Cuando tomamos consciencia de todo esto, nuestro nerviosismo disminuye y podemos centrarnos en lo importante.

Controla lo que puedes controlar y olvídate de todo lo demás, tu nivel de estrés te lo agradecerá.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.


Categories:

Comments are closed