Hay personas que cuenta una historia y se llenan de gloria pero también hay quienes, contando la misma, se pierden por recovecos perdidos y sólo consiguen que la próxima vez las eviten.

 

No sé de qué tipo eres, si de los primeras o de los que hay que evitar, así que no me voy a andar por las ramas.

 

Si quieres hablar en público y conectar con tu audiencia tienes que saber contar historias.

 

Es fácil, sólo tienes que recordar estos puntos clave:

 

Presentación, nudo y desenlace.

Lo que no aporta sobra.

Emoción.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.


Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.