Cuando estás en el escenario y las cosas pintan mal: Te quedaste en blanco, no sabes por donde tirar, el proyector no funciona, el audio no funciona, no te oyen a causa de un ruido extraño que viene del exterior…

Puede ocurrir de todo.

Resolver el problema y avanzar, en ocasiones, puede ser muy complicado.

Ahí tienes que tirar de imaginación, improvisación y algo de gracia.

Y eso todo te lo da la experiencia.

Así que si quieres salvarte de un posible naufragio encima del escenario, no vas a tener más remedio que nadar mucho antes de que eso ocurra.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

No te olvides de visitar nuestra ACADEMIA.

Categories:

Comments are closed