Pues eso, si no tienes gracias, por favor, no intentes ser lo que no eres.

No hay nada peor que alguien intentado ser lo que no puede ser.

Conoces a alguna de esas personas que intentan ser…

Fuerte cuando no tiene fuerza.

Gracioso cuando no tiene ni pizca de gracia.

Amables cuando son desagradables.

Tranquilas cuando les comen los nervios.

El público eso lo siente e incluso, en alguna ocasión, lo puede ver.

Cuando eres tú ganas seguridad y transmites más confianza y honestidad.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

No te olvides de visitar nuestra ACADEMIA.

Categories:

Comments are closed