Quizá me equivoque pero nadie está obligado a ir a tus charlas e incluso, aunque así […]