Ante el reto de hablar en público siempre nos ponemos nerviosos. Dando eso por sentado abordaremos hoy el tema de otro miedo que casi siempre aparece en la segunda fase: ¿Qué digo en mi discurso y cómo lo preparo?