Todos somos raros. Sí, es cierto, para los demás somos extraños porque no pensamos ni actuamos […]