Quedar en blanco, sin nada que decir, con la angustia como bandera y el público impasible […]