Tardan tres segundos en juzgarte. Eso es lo más inquietante que hay o lo más liberador, […]
Vivimos una época, aunque no lo parezca, donde todo es mucho más fácil. Tenemos ordenadores y […]
Es igual si te gusta bailar o no, lo importante es tener ritmo. ¿También para hablar […]
Lo cierto es que no sé si la presencia escénica se puede cuantificar o medir de […]