Lo cierto es que no sé si la presencia escénica se puede cuantificar o medir de […]