En el escenario, cuando vas a hablar a una audiencia silenciosa, tu actitud es más importante que lo que vas a decir.

Parece mentira pero es así.

Tampoco te lo tomes a la tremenda, está claro que lo que vas a decir en tu charla es importante, lo que digo es que tu actitud te define.

Ahí está la clave, repito: Tu actitud te define.

Si en el escenario no dejas de mirar al suelo, pareces una persona derrotada y hablas entre susurros, lo que digas perderá todo su valor.

Por el contrario, si miras directamente a los ojos de tu audiencia, parece que tienes la energía para comerte el mundo y hablas con seguridad, lo que digas, quedará grabado en el corazón de tu audiencia.

Así que pregúntate; ¿qué actitud tengo hoy; la de comerme el mundo o la de que el mundo me coma a mí?

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed