Tendemos a creer que las empresas deciden realizar tal o cual acción porque buscan un resultado. Esto es un error muy común.

Te has parado a pensar quién es la empresa.

Son las personas que las dirigen quienes toman esas decisiones.

Si vas a dar una conferencia o un taller a una empresa lo harás delante de personas. Esto que parece una perogrullada, por desgracia, se nos olvida.

Las empresas no son más que entelequias creadas por las personas, que vivimos en una sociedad, para establecer determinados conceptos legales, organizativos, jurídicos, geográficos, etc.    

Las decisiones importantes, ya sea arreglar un grifo o lanzar un misil, las toman personas.

Hablas a personas, no a empresas.

Emocionas a personas, no a empresas.

Conectas con personas, no con empresas.

Ahora que sabes con quién hablas, a quién emocionas y con quién conectas, ¿qué vas a hacer cuando vayas a una empresa?

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) porque no recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.


Categories:

Comments are closed