De forma individual buscamos el amor, lo hacemos desde pequeños, primero con nuestros padres, luego con familiares, amigos, pareja, hijos, nietos… Por qué iba a variar eso cuando tu audiencia está en un auditorio esperando a que abras la boca. Así que ahí está, frente a ti, esperando sentir tu amor, tu cariño y tu calor humano. No la decepciones.

Tener la posibilidad de hablar frente a un grupo de personas es un regalo. Es un momento único e irrepetible que debes agradecer. Poder influir y ayudar a otras personas en su bienestar emocional e intelectual es maravilloso. Así que ten siempre una actitud positiva, amorosa y de entrega.

Tu audiencia te quiere y quiere sentirse amada.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  

También puedes suscribirte a «Habla y Conecta» y oír todos los días el Podcast donde comentamos las entradas.

¿A qué estás esperando?

¡Suscríbete y disfruta!

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

¡Ah! No te olvides de ver nuestra lista de cursos creados para ti.

Categories:

Comments are closed