Saber cuando callar es una gran virtud.

En una conferencia también es importante saber cuando callar.

Saber cuando hacer esa pausa para que reflexionen… no tiene precio.

Quizá debamos dejar de correr al querer transmitir nuestras ideas y pensar más en los espacios en blanco.

Las personas que nos escuchan (y nosotros también) necesitan esa pausa para asimilar lo que estás contando.

El silencio también es importante y regalarlo, en el momento preciso, es una gran habilidad.

 


Estoy encantado de que leas esto en tu correo.

Si por el contrario, estás en la web (entre tú y yo, no sé cómo has llegado hasta aquí pero puedes salir por la puerta grande) y quieres recibes las entradas diarias con consejos para hablar en público en tu email…  ¿A qué estás esperando? 

Suscríbete y disfruta.

PD: También puedes darte el placer antes y suscribirte después, eso lo dejo a tu gusto porque el orden de los factores no altera el producto pero, hagas lo que hagas, disfruta de la vida.

No te olvides de visitar nuestra ACADEMIA.

Categories:

Comments are closed